Postales: Dalí y el tren del infierno

Volvimos como habíamos llegado: en tren. Como ya llovía con ganas, subimos al que salía primero. Error. Era el tren que iba por la costa, y paraba en todas las estaciones.

Conociendo España – By Maru

Quitando eso de lado: si, esa nota que habíamos leído tenía razón, es la isla más hermosa del mundo. Hermosa para hacer senderismo, nadar un poco, tomar sol, conectarse con la naturaleza, disfrutar del silencio absoluto. Uno de esos placeres que uno se da pocas veces en la vida.