París era una fiesta – Ernest Hemingway

Abrir las páginas de este libro es transportarse  a esos  cafés legendarios, a esa modesta guardilla de escritor y a las callejuelas de París. Porque como reza la frase, Hemingway es el amigo que siempre estuvo antes en los lugares que vale la pena conocer.