Volando a Chascomús en un PA 11

Acelerador: mil rpm, puerta de cabina: cerrada y trabada, cinturón de seguridad ajustado… Era un martes a la mañana. Tuvimos que tomarnos dos subtes, un tren y un remis de legalidad dudosa para poder llegar al aeroclub. En honor a la verdad, tengo que reconocer que volar en aviones comerciales me pone nerviosa: no puedo…