El norte argentino es un lugar de colores, pero también de sabores. Si te gusta salir de viaje con algunos ases bajo la manga, acá te dejo algunas recomendaciones, debidamente testeadas. Todas las opiniones siguientes son en base a mi experiencia en el momento de mi visita.

Comer, en general, en la Quebrada de Huamhuaca no me pareció para nada caro a comparación de otros lugares turísticos de Argentina. Por supuesto que a cada paso se puede probar comida regional, pero no exclusivamente. ¿Sos vegetariano? ¿Te da impresión comer llama? ¿No te copan mucho las verduras? No hay problema, hay muy pocas chances que pases hambre en la Quebrada.


Comedor El Algarrobo – Purmamarca

Se trata de un restaurante familiar de atención muy cordial y comida casera. La mayor recomendación son las empanadas (fritas), dicen que son las mejores. Pero también probamos otros platos y nos gustó. El plus: muy, muy buen precio.

Los Morteros – Purmmarca

Un lugar muy lindo. La comida y los precios estuvieron bien. Atención correcta, lindo ambiente. Tiene platos regionales, pero también pastas y carnes.

Tortillas callejeras – Purmamarca

Las tortillas son una preparción simple y rica que se pueden encontrar en muchos lados del norte argentino. En la Quebrada, las que más me gustaron son las de Purma. Se trata de una simple masa de trigo, de diferentes rellenos, cocida a la parrilla. Para tentarse a toda hora del día.

El Molle Alfajores – Tilcara

Una tienda de alfajores y otras delicias que nació en Tilcara. También vimos una sucursal en Purmamarca, y supongo que también debe haber en otros lados. Tienen la particularidad de ofrecer opciones y sabores que no se encuentran en otros lados, como los alfajores con masa de maiz morado o quinoa y avena.

Bienmesabe – Tilcara

Un gran lugar para comer pastas y pizzas. Fuimos dos veces para probar las dos cosas y en ambas ocaciones comimos re bien. El tiramisú también es muy rico. Atenti que se llena y hay pocas mesas, recomendable ir temprano.

La picadita – Tilcara

Un poco más elevados de precio pero con una cocina muy recomendable. Los platos que pedimos eran muy abundantes. G. pidió un pastel de llama que era una bomba.

La Ekeka – Tilcara

Se trata de un café literario. Básicamente un lugar para tomarse un cafecito y compar algún libro. Tiene una linda colección. El café es rico y hay variedad de cosas dulces.

El Puente – Tilcara

Es un lugar que abre solo al mediodía/tarde. Nosotros no pudimos visitarlos pero probamos algunas de sus cosas en el paseo con Caravana de Llamas, que incluye mega picada de almuerzo y todo era de este lugar. Muy pendiente para la próxima.

Lo del Olga – Uquía

Qué decir de este lugar. Se trata de la casa de Olga y su marido. Mientras él recibe, Olga da de comer. Todo, todo era casero. Desde el helado y el dulce de frambuesas del brownie (las frambuesas son de cosecha propia), hasta la masa de las empanadas. El lugar, además, es un encanto. Tienen muy poquitas mesas y se llega casi exclusivamente por recomendación. No solo podes almorzar mirando el jardín, también podes salir a caminarlo con la compañía de un perro salchicha. Volvería cien veces a este lugar.

Bodega Fernando Dupont – Maimará

En este caso se trata más de beber que de comer. Se puede visitar la bodega con reserva previa, pero los vinos se pueden comprar también en otros lugares. Nosotros probamos dos de sus etiquetas y nos gustaron mucho: el Rosa de Maimará (una delicia) y el Punta Corral. En Buenos Aires se pueden conseguir al Aldo´s Vinoteca y en la Cava del Querandí.

Claro está que esta lista no es para nada excluyente, como digo siempre. También conocí otros lugares que no me pareció incluir y de seguro me quedaron varios afuera. Pero para eso habrá que volver al norte.

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: