Al viajar a Europa con vuelos en conexión, una de las opciones más frecuentes es hacer stop en Madrid, uno de los aeropuertos de entrada al viejo continente para los argentinos. Para estos casos recomiendo este hotel vecino al aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, que además está bien conectado al centro de la ciudad mediante el metro.

Por una cuestión de último momento, la primera noche que pasamos en Madrid en nuestro primer viaje a Europa en 2018 fue en el Hotel Ibis de Barajas, el barrio del aeropuerto. Es una opción cómoda, si se tiene en cuenta que ofrecen traslado gratuito desde/hacia el aeropuerto, y que se encuentra a pocas cuadras de una estación de metro, con el cuál se llega al centro de Madrid fácilmente.

 

Fachada del hotel

Habitación doble. Pequeña pero cómoda.


El día de llegada, tras hacer el check-in y acomodar un poco las cosas, dormimos una siesta ultra reparadora tras una mala noche de sueño en el avión, y una anterior aún peor en el aeropuerto. No tengo claro si fue por el cansancio, pero la cama y, sobre todo, las almohadas me parecieron comodísimas. Las habitaciones son pequeñas pero cómodas, y sobre todo funcionales. El cuarto de baño, en cambio no me pareció nada pequeño, que es una de las cosas que menos me gusta encontrarme en los hoteles.

Un poco más tarde, salimos a dar unas vueltas por el barrio de Barajas, llegando hasta la plaza de nombre: “Plaza de los hermanos Falco y Álvarez de Toledo”. Allí encontramos varios lugares para comer, incluido por supuesto un “100 montaditos”.

 

La parada de metro más cercana se encuentra a 800 mt. del hotel. Se trata de la estación Barajas de la línea 8 (color rosa), que une el aeropuerto con la estación Nuevos Ministerios, donde se puede combinar con otras líneas que llegan fácilmente a varios puntos del centro de Madrid. Acá les dejo los planos de la red de metro de Madrid.

El personal de hotel Ibis fue siempre muy amable con nosotros, incluso cuando al irnos el transfer no nos vio en la puerta y siguió de largo, tuvieron la amabilidad de llamar a la conductora para que diera la vuelta para recogernos, ya que tardaría unos treinta minutos en volver a pasar. El shuttle gratuito opera entre las 6am y las 12pm.

El hotel sirve desayuno (no incluido en el precio de la habitación) desde la 4am. por un valor de $9.- dólares aproximadamente, ideal para los que tienen vuelo a primera hora de la mañana. También tienen una barra en el lobby, que el día de nuestra partida se encontraba muy solicitada  ya que muchos huéspedes pedían bebidas mientras miraban un partido del Barça.

Una buena ventaja del la cadena Ibis en general es que reservando directamente desde su sitio web tienen cancelación gratis hasta el mismo día de la reserva. Esto pudimos comprobarlo en primera persona, ya que al principio teníamos reservado otro Ibis más cercano al centro, pero como no volamos el día previsto tuvimos que cancelar la reserva y hacer otra para el día siguiente.

Al momento, y tras el cierre por COVID19, los hoteles Ibis ya se encuentran recibiendo nuevamente pasajeros, bajo la modalidad #ALLSAFE para garantizar todas las medidas de higiene y seguridad.

En conclusión, el Ibis Barajas fue una buena elección, que repetiría en otra visita a Madrid, sobre todo para cuando estás unos pocos días para luego seguir viaje a otro lugar de Europa.

Una calle de Barajas

 

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: